Encuentros

25/09/2019

 

Cierran la puerta y estaciono mi mente en otro lugar.

Voy buceando en otros mundos donde es distinto el andar, voy en otra frecuencia que me lleva a usar otros códigos.

Pero, en un momento siento que alguien tira de un hilito y como si me estuvieran pescando voy volando a una cita. Me enganchan del brazo porque saben que del pelo me tira.

Son unas citas que no tienen invitación, no hay un lugar al que ir, una hora, un vestuario, es en algún momento del día en el que me pregunto, como se sentirán, si necesitan algo, si pudieron hacer lo que les pedían…

En ese encuentro tomamos un té de a tres, nos miramos a los ojos, nos olvidamos del tiempo y nos escuchamos con atención. Ellas llegan sin apuro.

Luchy viene bailando y con una sonrisa y Lupe persiguiendo una mariposa que la lleva a tener la mirada arriba sin saber por donde camina.

 

Luchy me cuenta que estaba en gimnasia, y estaban jugando con unas pelotas y que le tocó de compañero a Momo que no entendió lo que había que hacer y salió corriendo sin picar. Y que en un momento Hele le pidió de tener un momento a solas, pero que ella sabia que eso a mi no me gustaba, asique le dijo que “su mamá no la dejaba”.

Hele: - “pero no le cuentes a tu mamá”

Luchy: -“no, no sé guardar secretos, asique se va a enterar”.

No quería decirle que no, asique inventé eso, me dijo.

 

Lupe me cuenta que anduvieron con Sol por los pasadizos ocultos del cole y que habían terminado el supermercado chino de Andrea (un proyecto de la maestra de castellano que los tiene muy entusiasmados). Y que habían armado los carteles de no fumar, y de salida de emergencia.

 

Estos encuentros tienen voces, olores, abrazos, sonidos, hasta peleas, y en un momento, algo nos saca bruscamente, a veces es un llamado, un mail o el timbre del recreo, y ahí volvemos cada una a lo que estaba haciendo.

A veces solo viene Lupe y hablamos tranquilas con miradas de pestañas largas y otras solo viene Luchy y se queda sin aire de todo lo que me quiere decir y me deja siempre un fuerte abrazo o una cara picara.

Es un secreto que tenemos las tres. Hay días con mas de un encuentro.

 

¿Mirá si Aladino se enterara que sin lámpara podemos hacer magia?

 


Categorías

Momentos

Compartir

Dejar un comentario


*Campos requeridos