In your face distancia!

05/07/2018

Querida distancia, hoy te escribo a vos, desfachatada! Siempre insolente interponiéndote entre mi familia y yo, entre mis amigos y yo, entre mi casa y yo…

“Querida Ana”

Llegaba una carta…

“Querida Ana…”

Llegaba un mail

“Querida Anita…”

La distancia es un concepto recurrente en mi vida…

Cuando era chica la distancia al centro, donde pasaban todas las cosas, donde vivían mis amigas, donde quedaba el colegio, donde iba a las actividades extra curriculares. Vivíamos en las afueras, a dos kilómetros y medio de la ciudad.

Cuando me fui a estudiar a Buenos Aires, ¡ahí estabas de nuevo!, esperar los fines de semana largos para volver al nido, ahí la distancia ya fue proporcional a la edad y los kilómetros aumentaron…Y llegaron los micros, los viajes en auto con conocidos y cuando no se podía, llegaban las cartas, los llamados y los alientos desde el campo…

Cuando empecé a viajar, y crucé el charco, la distancia fue gigante, y ahora sí, protagonista indiscutida…mi familia y mis amigos seguían estando a través de recomendaciones, de deseos, de cuentos, esta vez por mail llegaban las noticias a Europa…

A la vuelta, cuando decidí quedarme un tiempo en el noroeste Argentino, trabajando en un Hostel, llegaban las noticias teñidas con tierra colorada, y la voz se escuchaba lejos y a veces los alientos y las palabras de cariño no me alcanzaban y los fines de semana largos dejaron de tener sentido…

Volví mas tarde a Buenos Aires, entre otras cosas porque no te soporte más a vos, distancia! y comencé a formar mi familia, y “querida Ana” se transformó ahora en “la familia Canto”, y la vida en familia se siguió transmitiendo con medios más modernos, pero con distancia al fin. Entonces los abuelos preguntan desde lejos: ¿cómo le fue a Lupe en el examen?, ¿cómo salió el cumple de Luchy? ¿Cómo está Juan de la columna?

Las noticias llegan siempre a través de un medio, ¿será por eso que decidí estudiar periodismo? ¡Me la pase toda mi vida dando noticias!

Tengo una caja llena de cartas, tengo un mail lleno de remitentes familiares y hoy tengo un whatsapp con un gran historial de noticias familiares.

La vida nuestra se comparte “a través de …” pocas veces podemos vivirlas juntos.

Los momentos importantes implican viajes, preparativos, pistas de aterrizaje y alojamientos….

Así se fue construyendo mi mundo, y debe ser que uno se acostumbra, se emociona al recibir noticias desde lejos, al escuchar voces que no pueden ser abrazos, a vivir momentos armados con baldes de letras, de palabras… a reírnos por teléfono, a hacer visitas digitales y a contar el mundo transmitiendo desde alguna señal…

Mi consejo: si les llega a tener que tocar vivir con ella, háganse amiga y la van a pasar mejor! 

Mi deseo: Ojalá las pueda tener siempre cerca Guadalupe y Lucia


Categorías

Consejos

Compartir

Dejar un comentario


*Campos requeridos