Luchy y el salmón

30/01/2018

Ayer comimos pescado, el mas rico que amamos los 4, salmón rosado...

Luchy hoy me dice:

  • viste que ayer cuando comíamos yo estaba llorando?
  • no Luchy, no me di cuenta, que te pasaba?
  • lloraba porque estábamos comiendo pescado y no me gusta que maten a los animales para comer
  • ah, pero no te vi llorar, incluso cuando terminaste tu porción me pediste mas con mucha alegría…
  • si Luchy, agrega Lupe, además es rico!

 

Hasta Calamaro le dedica una canción al salmón!

 

Es difícil para mi que Luchy se haga vegana tan chiquita, no porque le falte crecer o algo por el estilo, sino porque me parece que se pierde un montón de sabores desde esta edad por una elección que todavía no puede tomar con responsabilidad.

En realidad no se cuándo podemos tomar elecciones con responsabilidad, pero ese es otro tema.

Ella igual adora la morcilla, el asado, los bifes con hueso, el pollo, el pescado, y la verdad que la veo lejos de querer dejarlos, pero siempre me pregunta en cada plato que le sirvo:

  • ¿Esto es un animal?

y le acabo de servir capeletis con crema.

- No Luchy, esto no, tranquila

 

Algún día quizás tome la decisión, pero ahora se limita a llorar (por dentro) porque nunca la vi llorar anoche, me hubiera dado cuenta.

 

En contraposición hoy hicimos torta de manzana, la preferida de ella, para atajar esos penales “animales” con un poco de harina con azúcar, y ahí sí, feliz de meter las manos en la mezcla y deshacer la manteca mientras mezcla todo en el bowl de los “elementos secos”, Lupe preparaba en otro los elementos húmedos para después ir acomodando todo en el molde correspondiente.

 

A la tarde le vamos a soplar las velitas a Luna, La elefantita de Luchy que al parecer hoy cumple años, por eso me pidió que le haga la torta.

 


Compartir

Dejar un comentario


*Campos requeridos