Diciembre 2017

19/12/2017

 

Sabemos que tiene otro ritmo, que las horas del reloj en ese mes no alcanzan, que los días terminan con la familia agotada.

Diciembre tendría que tener mas días, o sino algunos meses del año más de Diciembre, porque es un mes donde se mezclan muchas emociones, y donde parece que el mundo se fuera acabar, entonces vivimos saludando gente, abrazando, brindando, finalizando ciclos que nos llevaron trabajo durante el año, cerrando proyectos.

Parece que estuviéramos por tocar todo el tiempo la banda de llegada y así como llegan los corredores a la meta, llegamos con lo último, felices y cansados.

Nuestro Diciembre este año tuvo muchas alegrías, Lupe pasó a tercero grado, Luchy a salita de cinco y por primera vez llevó lunchera y comió en el jardín, Juan contrató a Papá Noel para trabajar, compramos nuestro primer departamento, con todos los nervios de un crédito hipotecario y los trámites que implica, vendí mi primer departamento como martillera con mis nuevos socios y terminé mi año académico con laureles, Luchy bailó por primera vez en un teatro con ballet, Lupe y Juan hicieron el pesebre para el cole, festejamos Santa Lucia y el dia de la Virgen de Guadalupe, hubo tortas, tragos, brindis y asados.

A veces pienso que Diciembre es como la última vuelta en calesita, no queres que termine, por un lado, y por el otro, sentís tanto mareo que no podría ser eterno.

Mas o menos como un paquete de galletitas, tiene comprimidos en 31 días: dulzura, sabor y mucho disfrute. Porque nuestra familia adora Diciembre, adora adornar, los villancicos y las caras de las chicas al ver a Papá Noel.

Lo único que siento es que falta tiempo, porque la cola del banco, no es la normal de los restantes 11 meses del año, ni la del banco, ni la de la panadería, ni la de la pescadería, todo debe pasar antes del 31 porque el reloj marca un tic tac endemoniado que te corre desde el día 1.

Y no se puede adelantar, en mi caso lo intenté, pero el espíritu navideño, llega con Diciembre, admiro la gente que puede por ejemplo comprar regalos para el arbolito en Julio, en Agosto, es para mi tan difícil como preparar una valija para ir a la nieve con 45 grados, siento que la imaginación, las ferias, y todo empiezan en Diciembre y no lo siento antes, lamentablemente.

Además hay cosas que no se pueden adelantar, los ciclos de todo terminan en Diciembre, las muestras, los actos, las comidas ¿cómo hacemos para saludarnos en Agosto?

Igual, estoy cada día mas segura de que para no llegar tan exhausta hay que decir a algunas cosas que no, porque sino en el “preparativo para” termina volando el momento lindo.

Diciembre tiene ruido, transito, campanas, villancicos, choque de copas, definitivamente me encanta Diciembre.

 

Esta es nuestra burbuja, esa esfera de vidrio que das vuelta una vez y aparece la magia de la nieve… nosotros armamos un clima, pero la realidad de nuestro país hoy nos entristece muchísimo, es también Diciembre y se escucha muchas veces la palabra violencia, y se ven imágenes que duelen, y se escuchan balas de goma y no se entiende que de nuevo nos vuelva a pasar…esto también está pasando en este Diciembre, muy lejos de un espíritu navideño…

  

  

  

  


Categorías

Momentos

Compartir

Dejar un comentario


*Campos requeridos