Querida Anita

26/10/2017

Siempre te gusto escribir cartas, mails, diarios íntimos, asique escribirTE no tendría que resultarTE difícil.

Cumpliste años y ahí la gente hace balances, no? pero sos tan mala en contabilidad, que seguro se te complica muchísimo, asique te voy a ayudar.

Además porque sé que tenés muy mala memoria entonces se te va a mezclar con el balance de año nuevo, o navidad. Hacemos tantos balances que ya podríamos ser todos contadores, no?

Empecemos por la parte fácil, si se trata de sumar, hay muchos ítems. Iba a empezar a contar desde que naciste, pero esto se puede volver muy pesado e histórico.

Y ya sabemos todo lo bueno, y todo lo malo, y lo más o menos, asique mejor, te propongo algo, algunas preguntas que quieras hacerle al año que viene:

¿Qué porcentaje de tristeza, alegría, angustia me tenés asignado?, no, no, mejor esto no lo queremos saber….

Ya sé, hagamos un listado de posibles deseos, como si fuéramos a soplar las velitas, pero no fueran 3 los que tendríamos que elegir sino infinitos. No mejor esto no, porque en definitiva más o menos todo el mundo pide lo mismo, salud, amor y dinero, que poco originales somos…

Me gustaría que pruebes algo nuevo, este año fue una carrera distinta, que te saque de un lugar cómodo, que te despierte otras curiosidades, que te haga cómplice de tu lado inquieto y te proponga una nueva búsqueda.

Me gustaría que hicieras alguna tarea social, algo que te acerque a esa comunicadora comunitaria que elegiste ser hace ya algunos años.

Me gustaría que leas más, y que mires menos tele, que se te ocurran más sorpresas para Juan, que tengas más juegos a mano a la hora de la rutina con las chicas, que andes más en bicicleta y menos en auto. Perdón, perdón, soy tu SUPER YO, ya no soy más tu conciencia, me compenetré con obligaciones y cosas para mejorar…y me olvide que hacés lo que podés, y por momentos te entiendo, por momentos me enojo y por momentos digo, bastante bien lo has hecho en estos 41 años, que poco humilde sonó eso, perdón me salió un poco de orgullo.

Me haces caso, no sé si por culpa o porque te taladro la cabeza, o porque sos de libra y te gusta la armonía y no te gusta pelear pero en fin, hacemos una buena dupla, digamos.

Che que lindas están las chicas!, pero no te relajes, hay que seguir trabajando siempre para este propósito, firme, sin cansarse pero a enseñarles, educarlas, divertirlas, y compartir momentos con ellas…eso tiene que ser uno de los momentos más lindos de esta década que estas transitando, digo porque ya están más grandes, un poco independientes, y más maduras en muchos aspectos.

El año que viene las dos con doble escolaridad, como pasa el tiempo!, ya parezco más que una conciencia una vieja pesada, me falta decirte, pensar que las tuve en brazos a las dos cuando nacieron! Pero es que eso va a ser un cambio en tu rutina, pero también las vas a extrañar seguro…volver a recuperar el tiempo, no es poca cosa, el tiempo de uno, ese para pensar y hacer cosas sin interrupciones…

Bueno Anita, seguimos hablando en cada silencio, en cada momento de reflexión, en cada encuentro designado o inesperado. No estás sola, cualquier cosa, ya sabes, acá estoy.

 


Compartir

Dejar un comentario


*Campos requeridos