Barreras

24/08/2017

Cuando pienso en la definición: “impide el paso de manera temporal…”

Es necesaria, es una protección, es vida, es aviso de peligro, es en este momento no se puede, es hay que esperar…

Y sí, las barreras tienen un marketing negativo, ¿qué pasaría si todos levantáramos las barreras de nuestro inconsciente y saliera un mar de sentidos, en todos los sentidos?, ¿qué pasaría?

Es obstáculo, es traba, es impedimento, es estorbo, es freno, es límite.

Y si jugamos a la canción “el reino del revés”, que nada un pájaro y vuela un pez,

un presidente que diga que tiene miedo, que no está seguro, un novio que diga hoy no me gustás por lo que hiciste, un comerciante que diga si no te gusta no lo compres, un empleado que diga no tengo ganas de hacer lo que me dijiste a su jefe… ¿qué pasaría?

Tengo todo el tiempo luchas con mi yo impertinente, pero nunca gana, la diplomacia me puede, el silencio, la barrera se baja y hay un freno.

A mis dos hijas quiero decirles que es más sano levantar las barreras, hay un ser social que exige otra cosa, pero no hay que masticar diplomacia todo el tiempo porque ese menu puede cansar.

Me gusta el tema de “esperar” porque en ese esperar, en ese ahora no pero después si, se puede armar un “va a salir mas tarde de otra manera” no mal, no enojada, no intolerante, pero va a salir, va a pasar, prudentemente voy a hablar de lo que me pasa y voy a poder decir para sacar sin escupir, sino para construir.

Hago pruebas, pero soy muy mala, no sé si es algo que viene con la “pesada herencia” o se puede aprender, si es algo de mi personalidad de libra, o de la hora que nací… ¿quién sabe?, diría mi abuela. Por momentos me gustaría ser berborrágica, y soltar, avanzar.

Que sean lo menos nocivas para el cuerpo, porque cuando siento ese freno, esa barra de madera cayendo delante de mi, negándome el paso, me da tanta bronca que quiero correr, hacia el otro lado, gritar, ser, no parar, no frenar, no sentir ningún tipo de impedimento.

Hay barreras de experiencia: hasta acá llegas por lo que sabés, hay barreras de sentido: no poder entender, aunque hablemos el mismo idioma, porque es complicado, hay barreras de habilidad: porque no tenemos ese don y tantas más.

Pero nada va a frenar a alguien que quiera avanzar, busquen el camino, busquen el hueco por donde, “try everithing” diría Shakira.

De eso se trata.

 

 


Categorías

Consejos

Compartir

Dejar un comentario


*Campos requeridos